[GBA] Fire Emblem: The Binding Blade

jueves, 15 de junio de 2017
15 de Junio de 2017

Teniendo en cuenta que Fire Emblem es una de mis 5 sagas favoritas, las entradas que le he dedicado son bastante escasas (solo una, y del antiguo blog), pero tengo una preparada además de esta, así que ya es hora de solucionar esta incoherencia.
Aunque ni hoy ni el próximo día voy a hablar de mis Fire Emblem favoritos, pero es lo que toca.
La entrada de hoy irá sobre el sexto juego de Fire Emblem, que tiene... algunos nombres. Yo siempre lo he llamado Fire Emblem: Sword of Seals, que era como lo nombraba la traducción no oficial, pero su nombre traducido oficial es Fire Emblem: The Binding Blade, así que es así como lo llamaré durante la entrada.
Dado que es el sexto Fire Emblem, para acortar me referiré a él como FE6. Esto se debe a que es un juego de GBA que salió solo en Japón, aunque se pueden encontrar traducciones. La traducción al inglés funciona muy bien. La española daba errores cuando la jugué, pero la han mejorado desde entonces, no sé hasta qué punto.

 photo Fire Emblem - The Binding Blade_zpsspdizkrc.png

Sin spoilers
























Fire Emblem: The Binding Blade (FE6 para abreviar) es el sexto juego de la saga Fire Emblem y el primero para Game Boy Advance, además de ser el último en quedarse exclusivamente en Japón hasta la salida de New Mistery of the Emblem (Único juego posterior que se quedó en Japón).
Salió en Japón en 2002 de la mano de Intelligent Systems, compañía encargada de todos los juegos de Fire Emblem, y fue posteriormente traducido por fans a otros idiomas, entre lo que se encuentran el inglés y el español.

La historia se centra en Roy, hijo de Eliwood, después de los acontecimientos ocurridos en Fire Emblem: Blazing Sword, siguiente juego de la saga. Junto a aliados de todas las naciones de Elibe, el joven lord Roy tratará de impedir que el malvado rey Zephiel del imperior de Bern (Biran) libere a los dragones y desate el caos en el mundo.

En la entrada de hoy sí que quiero alejarme de la estructura de análisis, y atender a otro tipo de cuestiones, principalmente comparándolo con su saga y atendiendo al tipo de público que debe dirigirse a él.

Empecemos un poco con la jugabilidad. Con perdón de Final Fantasy Tactics, podría decirse que Fire Emblem es la saga de SRPGs, o RPG Tácticos más popular del mundo, especialmente desde el éxito de Awakening en 3DS.
No quiero explicar a fondo su jugabilidad porque esto no es un análisis, así que haré un resumen: Misión tras misión, nos movemos por casillas utilizando personajes a los que podemos mejorar subiendo de niveles y promocionándolos a clases superiores. Como suele ocurrir en este género, el resultado del combate se decide por un lado mediante Estrategia, y por otro gracias a la habilidad de las unidades que utilizamos. Si alguna unidad cae en batalla, morirá y no podrá volver a ser usada. Hay bastantes unidades de clases distintas a nuestra disposición. Algunas se consiguen automáticamente al avanzar, otras requieren de requisitos especiales variables. Cada clase utiliza unas armas concretas que pueden tener ventaja o desventaja frente a los enemigos, además de ciertas características especiales.
Sé que de Fire Emblem se puede explicar mucho, largo y tendido, sobre su jugabilidad, pero voy a partir de la base de que el lector conoce más o menos cómo se juega. 


Así que vamos a centrarnos en las novedades que incluye The Binding Blade, que, la verdad, no son muchas. Los juegos anteriores de SNES eran bastante complejos, con sistemas de linaje que no volverían hasta 3DS. FE6 es bastante más sencillo en manejo y en interfaz, y novedades realmente tiene pocas.
No quiero que parezca que esto es negativo, porque a mí tanto este como los otros de GBA me gustan mucho (De hecho, las otras dos entregas de GBA son mis favoritas), pero es así, más sencillo. Como novedad, si mantenemos a dos personajes juntos durante un tiempo, hablan entre ellos dando lugar a conversaciones que nos cuentan la historia de muchos personajes, sus gustos, miedos, deseos... muy interesante para dar profundidad a los personajes. Lo malo es que a diferencia de como ocurriría en el juego posterior, en FE6 no hay registro de estas conversaciones, por lo que no podemos leerlas cuando queramos.
Otro factor que llama la atención de FE6 es el RNG. Para quien no lo conozca, el RNG es el sistema interno que genera los resultados de aquellos sucesos que dependen de la suerte. Si tenemos un 90% de acertar, será el RNG el que determine si acertamos o no. Lo curioso aquí es que el RNG funciona de una forma mas directa. Mientras que juegos posteriores "ayudan" al jugador, en este las posibilidades son tal cual las marcan los porcentajes. Aunque en un primer momento esto pueda no parecer importante, genera ciertos resultados negativos que se achacan a la mala suerte. Fallar un golpe infalible o recibir un golpe que parecía no poder acertar... Esta "mala suerte" ha dejado a muchos jugadores atrás. Curioso, ¿verdad?
Además de este hecho, este juego es menos... "condescendiente" con el jugador, otorgándole mejores armas a los enemigos que en otros juegos posteriores aún en dificultades bajas. Es esta la razón de que The Binding Blade sea un Fire Emblem algo más complicado que la media, y por eso puede no ser especialmente recomendable para aquellos que aún no han tocado la saga.
Realmente no hay mucho más. FE6 fue un paso de Fire Emblem a un sistema e interfaz sencillos, que a algunos como a mí nos gusta más, pero que es menos complejo y profundo. Las misiones, por su parte, tienen algunos objetivos diferentes, pero se centran casi siempre en tomar el trono enemigo, protegido por el jefe.

La música, los gráficos y hasta la historia tienen esa misma sencillez.
Los gráficos no son lo mejor que puede dar GBA, pero son muy agradables a la vista. Los "sprites" de los personajes en mapa son muy simples pero se visualizan y controlan con facilidad. En batalla, cada uno de nuestros personajes tiene apariencia propia, aunque esta se amolde a la de la clase a la que pertenece. Aunque sean sencillas gráficamente (Podemos colorearlas a Paint), las animaciones son fluidas y visualmente atractivas. Personalmente es un estilo gráfico que me encanta.


Aún así, los gráficos tienen unas paletas de colores sencillas y tienen un noséqué menos carismático que el de los juegos posteriores, al menos a mi juicio. Lo más seguro es que esto esté directamente relacionado con el hecho de que es el primer juego de GBA. 
Pero bueno, aún así son unos gráficos muy eficaces.

Y lo mismo pasa en realidad con la banda sonora.
Los instrumentos son básicos, las composiciones son simples... pero la música tasa muy bien y los temas son muy agradables de escuchar. En este aspecto los Fire Emblem de GBA me gustan más que los de DS y Awakening (los que he jugado). Sus temas son simples pero memorables.
Aquí pongo unos ejemplos:


Este es uno de los temas que suenan en los mapas de batalla.

Este es uno de los temas que suenan durante la narración de la historia.


Este es el que suena cuando reclutamos una nueva unidad.


Y este uno de los que suena durante las batallas entre unidades.

Sé que son sencillos, pero a mí me gustan mucho como suenan y tasan perfectamente con la sencillez gráfica y la aventura de Roy.

En cuanto a la historia y los personajes, la trama sigue las aventuras del lord Roy para detener al rey Zephiel de Bern e impedir que traiga a los dragones al mundo, dragones que fueron desterrados a otro mundo tras una cruenta guerra con los humanos.
En primer lugar, ¿dónde se sitúa esta historia en el marco de Fire Emblem? Pues bien, normalmente Fire Emblem ocurre en pares de entregas que comparten mundo, y que no tienen relación alguna con el resto de juegos de la saga (O, si las tienen, son lejanas y leves). Fire Emblem: The Binding Blade cuenta la historia de Roy, y el juego posterior, Blazing Sword, narra la historia de su padre, Eliwood. Así pues, el juego solo comparte mundo con un juego posterior que hace de precuela. Como resultado, puede ser jugado antes o después que Blazing Sword sin afectar negativamente a la narrativa.


En cuanto a la calidad de la misma historia, aunque no sea tan sencilla como la del primer Fire Emblem (o su remake de DS Shadow Dragon), es una de las más sencillas dentro de la saga. La historia es bastante simple y se reduce a viajes y avances con tramas simples, que funcionan pero no son muy profundas.
Yo pondría la trama de FE6 por debajo de todas las demás que he jugado salvo la primera entrega de Fire Emblem, pero aún así se sostiene. Sus personajes, igualmente, también me parecen menos carismáticos que los de otras entregas. Eso sí, muy a su favor se encuentra la inclusión de las conversaciones de apoyo entre personajes.
Así pues, aunque me encante Fire Emblem, The Binding Blade es una de las entregas hacia la que menos cariño tengo.


Voy concluyendo ya: Realmente Fire Emblem 6 es un SRPG táctico bastante sencillo en todos sus apartados, pero eficaz y entrañable. Aunque me guste, como todos los juegos de Fire Emblem, me parece uno de los menos especiales dentro de su saga, por encima claramente de Shadow Dragon, pero por debajo de Blazing Sword, The Sacred Stones y Awakening.
A los que no han probado la saga, os recomiendo empezar con cualquiera de esos tres últimos (Cualquiera, da lo mismo). A quien sí haya jugado alguno y le haya gustado, es posible que le guste menos que otras entregas, pero en principio será un juego que disfrutará.
Y, ante la duda de si jugar antes a Blazing Sword o a este, por cuestiones de trama da lo mismo, pero Blazing Sword es más fácil.


Espero haber dicho todo lo que quería sobre el juego. Para cualquier duda o comentario podéis usar la caja de comentarios de abajo. No os engañéis, no hace falta registro.
Nos vemos en la próxima entrada.


0 comentarios:

Publicar un comentario